La regla del horizonte. Composición fotográfica


En las diferentes reglas de composición fotográfica en términos generales, ayudan a componer nuestras fotografías de una manera atractiva para el ojo humano.

En que consiste esta regla

La regla del horizonte consiste en que a la hora de encuadrar lo que queremos fotografiar, dividamos la imagen en 3 franjas horizontales imaginarias de igual altura. Consiste en colocar la línea del horizonte en una de las líneas que acabamos de dibujar. Dependiendo del elemento que deseemos destacar, situaremos el cielo en el primer tercio y el paisaje en los siguientes dos tercios. Si deseamos  resaltar el cielo, por ejemplo en un atardecer, emplazaremos el cielo entre los dos primeros tercios.

En la primera imagen el horizonte estaría en la línea superior para destacar el agua y la segunda imagen en la línea inferior para destacar el cielo y las montañas.

De donde vienen las líneas

Estas líneas realmente vienen de la regla de los tercios. Con la cual trata de imaginar nuestra fotografía dividida en nueve zonas iguales que se forman gracias a cuatro líneas, dos horizontales y dos verticales. Siendo los puntos de interés (puntos fuertes) donde estas líneas se cruzan.

La regla de los tercios

Como ya habéis visto en el ejemplo anterior, en la regla del horizonte,  solo usaremos las líneas horizontales.

Cuando romper la regla

Como todo en la vida, las reglas están para romperlas, pero antes de eso tienes que conocer bien la regla que deseas romper y porque. Si consideras que para la foto que quieres hacer, ninguna de las posiciones anteriormente descritas funciona bien. Por ejemplo puedes colocar el horizonte en el centro, ya sea para mostrar un reflejo o una inclinación del horizonte, dándole igual importancia a la parte superior y a la inferior y eso es perfectamente valido, siempre y cuando al ver la imagen tenga sentido.

Donde mas se puede aplicar?

No todas las imágenes tienen un horizonte propiamente dicho. Un horizonte suele dividir en dos la imagen, aunque no necesariamente tiene que ser para separar cielo y tierra. En el siguiente ejemplo combinaremos la regla del horizonte con la regla de los tercios. Como veis el muro estaría en la línea horizontal inferior y la superior seria para separar los edificios del cielo. En la chica es donde entraría en juego la regla de los tercios, situándola en el punto de interés principal de la imagen.



share
Prev Como usar las líneas. Composición fotográfica
Next El espacio negativo. Composición fotográfica

Leave a comment

Utilizamos cookies para optimizar el sitio web, nuestros servicios y gestionar información estadística.      Política de Cookies
Privacidad