El espacio negativo. Composición fotográfica


El concepto de espacio negativo lleva utilizándose cientos de años en el mundo de la composición en arte (pintura, arquitectura, diseño, escultura ..) y por supuesto también en la fotografía. Digamos que el objetivo es dar protagonismo a aquello que realmente quieras destacar, el elemento principal de una imagen y forzar al espectador a dirigir la mirada hacia el mismo.

Dependiendo del elemento principal y el fondo elegido, se pueden transmitir muchos tipos de sentimientos diferentes.

Identificar el espacio negativo

Para una mejor identificación dividiremos la imagen en 3 partes :

El marco. Se trata del límite de la fotografía. Es decir, la zona que rodea toda la imagen.

El espacio positivo. El elemento principal. Lo que queremos destacar en la imagen.

El espacio negativo Es el resto de la imagen. Es todo aquello que rodea a nuestro sujeto principal sin aportar información relevante y contener poca información (texturas suaves, colores planos, fondo blanco o negro…) Pero que a su vez puede decir mucho de la imagen.

Composición del espacio negativo

La idea es conseguir una imagen minimalista, que aporte fuerza, paz, libertad y demás sentimientos. Dependiendo del sujeto principal y el fondo que escojamos.

El espacio negativo tiene que pasar desapercibido pero a su vez debe tener presencia para poder aportar dichos sentimientos. También dependiendo de donde coloquemos el motivo principal y como este ubicado el espacio negativo estaremos transmitiendo una cosa o otra.

El color del espacio negativo también es importante. Un espacio negativo de color claro podemos sentir imágenes de ligereza y paz, mientras que un espacio de color oscuro, será más fácil que lo relacionemos con un gran peso o angustia. Algo parecido cuando tenemos una imagen con un efecto en clave alta o con un efecto en clave baja.

En la primera imagen con el fondo claro transmite una sensación de calma y alegría. En cambio la imagen con el fondo negro da una sensación de tristeza y melancolía por los pétalos caídos.

Más ejemplos

El espacio negativo debajo

Si dejamos el espacio negativo por debajo del punto de interés, se produce la sensación de que este esta flotando, así como de ligereza, ya que aparentemente no hay nada visible que lo sujete por ningún lado.

El espacio negativo encima

Si en cambio dejamos todo el espacio negativo por encima de nuestro sujeto principal lo que nos dará sera una sensación de libertad, que a su vez al tener todo el espacio libre por arriba da esa sensación de que puede volar.

Técnicas a tener en cuenta

Usar la profundidad de campo

Imaginar que en el momento de hacer la fotografía no disponemos de un fondo definido y plano que ocupe nuestro espacio negativo. Siempre podemos aplicar la profundidad de campo a nuestra imagen, con un diafragma lo mas abierto posible (lo normal seria un valor de 2.8 o incluso menor en los objetivos profesionales) para reducir la profundidad. El resultado será nuestro sujeto principal enfocado y el fondo desenfocado. A mayor abertura del diafragma menos profundidad de campo.

Publicidad :  

Cuidado con los colores

Hay que tener cuidado con los colores a la hora que usar esta técnica. Recuerda que lo que queremos es resaltar nuestro sujeto principal por encima del fondo. No tendría sentido usar colores iguales o similares tanto para el elemento principal como para el fondo (espacio positivo – espacio negativo), ya que perderíamos el efecto que deseamos.

Conclusión

El espacio negativo se convertirá en un recurso muy a tener en cuenta en cada uno de tus trabajos. Notarás como tus trabajos mejorarán su calidad notablemente. Pasarán a ser trabajos que sobresalgan del resto, con un toque minimalista, vanguardista y a su vez con algo que contar y transmitir.



share
Prev La regla del horizonte. Composición fotográfica
Next Cómo subir fotos a Instagram desde tu PC

Leave a comment

Utilizamos cookies para optimizar el sitio web, nuestros servicios y gestionar información estadística.      Política de Cookies
Privacidad